Featured
Declaremos que los vientres están llenos de buena palabra, para que así logremos reciclarlos. Levantemos cercos de protección de buena palabra y cuidados sobre ellos, para que formemos hombres y mujeres de bendición, desarraigando de nuestras generaciones: • Vientres de Maldición: Números 5:21 (entonces el sacerdote hará que la mujer jure con el juramento de maldición, y el sacerdote dirá a la mujer): 'El SEÑOR te haga maldición y juramento entre tu pueblo, haciendo el SEÑOR que tu muslo se enjute y tu vientre se hinche; • Vientres con hijos descarriados: Salmos 58:3 Desde la matriz están desviados los impíos; desde su nacimiento se descarrían los que hablan mentiras. • Vientres despojados: 1 Samuel 4:21 Y llamó al niño Icabod, diciendo: ¡Se ha ido la gloria de Israel!, por haber sido tomada el arca de Dios, y por la muerte de su suegro y de su marido. • Vientres rasgados: 2 Reyes 8:12 Y Hazael dijo: ¿Por qué llora mi señor? Entonces respondió: Porque sé el mal que harás a los hijos de Israel: incendiarás sus fortalezas, matarás a espada a sus jóvenes, estrellarás a sus niños y rasgarás el vientre a sus mujeres encinta. • Vientres de Maldición: Cantares 7:2 Tu ombligo, como una taza redonda que nunca le falta vino mezclado; tu vientre como montón de trigo cercado de lirios. Tenemos que reciclar nuestros vientres; vientres cultivados y cercados de trigo y lirios.
Featured
Cuidemos de nuestra familia y nuestra casa, evitemos que sea saqueada.- Pues hay muchos ejemplos de grandes hombres a quienes les saquearon sus casas: • REY EZEQUIAS: por revelar sus secretos • JACOB: por deshonra • PUEBLO DE DIOS: por idolatría • REY ASUERO: la dureza de corazón. Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” El propósito del enemigo, que el Señor lo reprenda es: o Hurtar, matar y destruir. o Su intención es destruir al hombre, física, moral y Espiritualmente. o Destruye cuerpos, destruye matrimonios, destruye Familias, destruye iglesias, destruye ministerios. o Roba la felicidad, roba la paz, roba la armonía, roba la unidad y el gozo. o Entra tan sutilmente, que en ocasiones nos confunde y nos hace pensar que desea nuestro bien, pero la realidad es que es solo una artimaña, para destruirnos. Velemos atentamente contra sus asechanzas e impidamos que nuestra cas sea saqueada, recuerde que poderoso es Dios para guardarnos, protegernos y guiarnos. Declara en fe, la palabra escrita en: 2 Samuel 22:3 mi Dios, mi roca en quien me salvador mío, tú me salvas de la violencia. Salmo 3:3 Mas tú, oh SEÑOR, eres escudo en derredor mío, mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

Showing all 2 results