1+

Apóstol German Ponce│ El Pan que Necesitamos│ domingo am 05 enero 2020 En Mateo 6:11 Jesús nos muestra un formato de cómo orar, nos revela al Padre en un plan hermoso; Esta oración dice: danos el pan que necesitamos hoy, porque lo que un hijo debe manifestar siempre es la necesidad del pan de casa. Veremos los panes que necesitamos comer para saciar nuestra necesidad: PAN CONSAGRADO Marcos 2:25-26 Este es el primer pan que necesitamos, el pan sólo para Sacerdotes, pan Sacerdotal; Se come bajo cobertura, despierta la parte espíritual en nosotros, nos introduce en una vida espíritual. Comportemonos como Sacerdotes, con responsabilidad, con limpieza, consagrados y apartados para Dios. PAN DEL NUEVO PACTO Lucas 22:19-20 Había un pacto antiguo, un contrato, una forma de hacer las cosas; Pero hubo cambio de sacerdocio, cambio de ley, ahora Dios escribe sus mandamientos en nuestro corazón, nos pusieron un standard más alto que es la ley de la libertad dónde todo nos es lícito pero no todo conviene; Debemos poner por obra la palabra de Dios sin dejar que caiga en tierra. PAN DEL NIÑO: PAN DE LA FE Juan 6:7-9 Éste pan que pusieron en las manos de Jesús es poner lo poco que tenemos en las manos de Cristo, es creerle a Jesús con la mente de niño, una mentalidad limpia que fácil perdona y olvida. El niño lo cree todo, muchos necesitamos el pan de niño hoy para volver a nuestros inicios con el Señor, para creer en sus promesas que son sí y amen, para lograr entrar a la abundancia que Dios tiene para nosotros. PANES SIN LEVADURA Mateo 26:17 Son panes sin apariencias, de sinceridad y verdad. PAN DE ELÍAS 1 Reyes 17:6 Es un pan de reconciliación, el corazón de los padres se vuelve a los hijos y el de los hijos a los padres, es ponerse en paz con todos. PAN PARA TOMAR FUERZA 1 Reyes 19:7-8 Para correr ésta carrera que es larga porque queda camino largo por recorrer; Éste pan nos dá fortaleza interna y espíritual. El pan es para el ser espíritual que llevamos dentro y trae efectos espírituales a nuestras vidas cambiando nuestra mentalidad, trae fortaleza interna, nos ofrece la iniciativa de buscar a nuestros hijos y a nuestro padres en el año de la reconciliación, nos dá hambre y sed de la palabra de Dios.

Be the first to review “El Pan que Necesitamos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Featured
Placeholder
Si venimos a la casa de Dios tenemos que venir a captar su palabra, no venimos solo por captar una palabra profética. Si venimos con cargas regresaremos sin ellas. Tenemos que regresar diferentes. Dios hoy te dice te he escuchado y te he concedido lo que has pedido. Bendiciones
Featured
Apóstol German Ponce │ Coberturas Renovadas │ domingo pm 27 enero 2019 En el libro de la genética, Dios tiene un proyecto para Adán y Eva, los vistió de pieles, Génesis 3:21, en su misericordia Dios les da otra oportunidad, los cubre, los enviste, les renueva su cobertura, los cubre de pieles porque estaban desnudos; Esto nos muestra que todo problema tiene solución en nuestras vidas. La batalla de la serpiente siempre ha sido quitar la cobertura,que es protección, poder, gracia visión y estudiaremos su modo de operación: EL VICIO, Génesis 9:23; Noe era un hombre que guardo su genética, vino un juicio y el fue el renuevo pero el vicio lo despojo de su cobertura. Era necesario cubrir esa desnudez pues es el mover de Dios. Cuando se pierde la investidura, se pierde la fuerza y protección. LA TENTACIÓN, Génesis 41:42; José fue despojado de sus vestiduras de colores por la envidia de sus hermanos, luego la esposa de potifar le quito la túnica, va a juicio lo pierde y es encarcelado; Pero tenia un factor: Dios estaba con el. Al salir de la cárcel le cambiaron vestiduras, le renovaron sus vestiduras de autoridad. DECRETOS DE MUERTE, Ester 5:1,6; Este es un libro de decretos, y había un decreto de muerte contra el pueblo de Dios que vencieron con ayuno. El ayuno devuelve la túnica, una cobertura de gracia, influencia divina que Dios pone en nosotros para que donde vallamos obtengamos favores. Ester (la Iglesia) obtuvo una cobertura renovada después de ayunar y le dio esa influencia. Cual es tu petición? Ester 6:11; Aquí hay una unción de honra para Mardoqueo pues hizo algo en beneficio del Reino y le llego la honra del cielo para ser recompensado. Este es el plan de Dios para nosotros, renovar nuestra cobertura, cubrir nuestra vergüenza.
Featured
Apóstol German Ponce, El Origen De Los Daños, Viernes 24 de Noviembre 2017
Featured
Iglesia en el hogar Viernes, 31 de marzo de 2017 Apóstol German Ponce 1 Samuel 7:1 Y vinieron los hombres de Quiriat-jearim, tomaron el arca del SEÑOR y la llevaron a la casa de Abinadab en la colina, y consagraron a Eleazar su hijo para que guardara el arca del SEÑOR. Verso 2 Y sucedió que pasó mucho tiempo, veinte años, desde el día en que el arca quedó en Quiriat-jearim; y toda la casa de Israel añoraba al SEÑOR. (LBLA) En los días de un rey llamado Saúl, algo sucedió, se empezaron, se perdió el buscar la Escritura, se perdió el buscar al Señor de todo corazón, yo no sé si usted oye las profecías, pero allí decía, “si tan solo mi pueblo invoca mi Nombre y se humillara, y dejara sus malos caminos, entonces yo les sanaría su tierra”, porque estamos en esta tierra que es una tierra de abundancia, pero esa abundancia debe de ser para nosotros y nuestros hijos. Dice la Escritura que por alguna razón, mire como perdieron la noción y sacaron el Arca del Lugar Santísimo, quién enseñó eso no sabemos, pero Saúl ya se había apartado, a medida que nos vamos apartando de leer la Escritura, a medida que nos apartamos de conocer el consejo divino, nos vamos a ir separando de Dios y vamos a terminar en religiosidades, agarraron el Arca y dice que la llevaron, los hombre tomaron el Arca de Señor, ni siquiera eran sacerdotes, sino que agarraron el Arca y se la llevaron a la casa de Abinadab. Hemos platicado en algunos años anteriores, es que el Arca era la Presencia de Dios, El Señor decía, “vamos a tener un punto de reunión”, y Él decía, “en medio de los querubines”, y los querubines estaban en la parte de arriba del Arca, “nuestro punto de reunión es en el Lugar Santísimo”, lo que Dios estaba diciendo es “sed santos porque Yo soy santo”, es buscar la paz y la santidad sin la cual nadie verá al Señor, todo el deseo del Señor era un pueblo que se dedique a Él. Pero usted tiene que ver conmigo que se llevaron la Presencia del Señor, se llevaron la Iglesia a la casa, pero pasaron veinte años, y en veinte años no se vio nada, pasó inactivo, que tremendo es ser un creyente, venir a la Iglesia, estar sirviendo y que la bendición de Dios no esté activada, nosotros nacimos para ser bendecidos, el propósito de Dios es bendecirnos, no es otra cosa, eso hay que entenderlo, pero pasaron veinte años de inactividad, allí el Arca, como quien dice, sacaron la Presencia de Dios del templo, y quién iba a llegar al templo, ya ni se ve en los días de Saúl que él vaya, porque ni él iba, siendo el rey de Israel ni él iba, y permitió que se llevaran el Arca, y vino un hombre llamado Abinadab y se la llevó a su casa y pasó desapercibido. Me llama la atención que pasó inactivo por veinte años, pero en el verso tres, me llamó la atención por la palabra de la profecía: 1 Samuel 7:3 Entonces Samuel habló a toda la casa de Israel, diciendo: Si os volvéis al SEÑOR con todo vuestro corazón, quitad de entre vosotros los dioses extranjeros y las Astorets, y dirigid vuestro corazón al SEÑOR, y servidle sólo a Él; y Él os librará de la mano de los filisteos. (LBLA) Después de ver que no había actividad de bendición, después de ver que somos pueblo de Dios y que en la casa no hay bendición, había un problema, y esto lo venimos hablando seriamente, porque queremos la bendición de Dios, y que bonito es tener la bendición de Dios, que paso que usted da, allí está la bendición de Dios, cosa que usted hace, Dios se la bendice, eso es lindo, pero que terrible es que todo lo que hacemos no sirve, compra una payaso y se le entristece, uno dice “algo está mal”, hasta esos niveles no podemos llegar.