0

Apóstol German Ponce │ El Fruto del Renuevo │ domingo pm 6 enero 2019 El copero y el panadero en Génesis 40:1 miraban el rostro del rey, pues eran muy cercanos, escuchaban los secretos de Estado, estrategias del Reino y eran personas de confianza. Pero ofendieron a su señor y los enviaron a una cárcel donde estaba José. En esa cárcel fueron privados de libertad, no fluía, ni se les tomaba en cuenta. De ser los más cercanos se convirtieron en los más lejanos, en los olvidados. Todos hemos enfrentado en algún momento de nuestra vida cárceles espirituales, que son situaciones en el alma, cárceles de amargura, de depresión, de falta de perdón, mentales, atmósferas espirituales, pero la palabra de Dios dice que conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. CÁRCEL DEL OLVIDO, Génesis 40:5-10. Estos dos personajes tuvieron cada uno su propia visión de la vida. El panadero no comió de los manjares porque sólo los tenía en la cabeza, por lo tanto fue ejecutado. Sin embargo la proclama del copero fue diferente: era recuperar lo que se había perdido, era florecer, madurar en racimos (integrado). FRUTO DEL RENUEVO, Génesis 40:12-13. Es la interpretación de la proclama, es lo que Dios va a hacer: se acordará de tu Ministerio, te reestablecera en tu primer puesto, exprimirás las uvas en la copa del Rey. En el sueño del renuevo volverás a ser cercano al rey. Te reestablecerá todo lo que habías perdido.

Be the first to review “El renuevo del Copero…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Predicado el viernes, 19 de agosto, 2016.Te compartimos el mensaje Desde El Vientre, predicado por el Pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Apóstol German Ponce │ La Bolsa Familiar │ viernes 18 enero 2019 El pueblo de Israel estuvo en un periodo de cautividad y se atrevieron a soñar en recuperar lo perdido, Salmo 126:6. Sembraron con lágrimas la semillas que en su bolsa llevaban, semillas depositarias de su bendición. Visualicemos a la luz de la escritura cómo está nuestra economía, donde esta el problema para que encontremos el alivio, pues Dios quiere bendecir nuestra economía. BOLSAS ENVEJECIDAS, Josué 9:4. Las bolsas de los Gabaonitas vacías, gastadas y envejecidas reflejaban su economía porque se convirtieron en acarreadores de agua y no la bebían. La economía del Cristiano se ve afectada cuando no comemos el pan de la palabra y no tomamos el agua del espíritu. ALFORJAS DE TIERRA, 2 Reyes 5:17. Esta es la historia de Naaman con una expresión en su alma (soberbia) que se manifestaba en su cuerpo (lepra). Las alforjas de tierra es una carga profética para hacer un altar para Dios. En la bolsa de nuestra economía no debe faltar palabra del Señor, debe estar llena de profecía. BOLSA DEL COMERCIANTE, Deuteronomio 25:13. Usada para comprar y vender. Que el deseo de prosperidad no nos lleve a hacer comercio ilícito. Dios bendice pero con medios lícitos. BOLSA MINISTERIAL, Juan 12:6. Judas tenía a su cargo la bolsa de Jesús y sustraía a su conveniencia. Dios va a llenar nuestra bolsa pero no nos llenemos de codicia, nuestra tarea es administrar lo que Dios ha dado. BOLSA LLENA, 2 Reyes 4:42. Aquí hay un hombre, Baal-Salisa cuyo nombre significa el señor de la multiplicación pues esa era su unción, que llevó esa bolsa llena a la escuela profética de Elíseo y este conocía el secreto de como al dar a otros lo que se tiene se multiplica. Esta bolsa llevaba la unción de multiplicación. BOLSA REMECIDA, Lucas 6:38. Lo primero que hay que hacer es dar para que luego nos den más, se sacude la bolsa para que te quepa más y estará tan llena que hasta se caerá. Dios bendice nuestra economía con medida completa, apretada y sacudida. No nos hará falta nada y se nos va a multiplicar.
Featured
Los Tastornos de la Codicia Pastor German Ponce Viernes 22 de junio 2018 Reunión Familiar La codicia es el deseo de arrebatar algo que no es para nosotros, desear lo que otros tienen. Tener ambiciones es bueno y verlas cumplidas es aún mejor, sólo debemos tener cuidado que la ambición no se convierta en codicia. LA CODICIA TRASTORNÓ EL PLACER EN EL HUERTO, Génesis 3:6. La serpiente entró con una profecía falsa que provocó codicia y les trastornó su estancia en el huerto, les quitó el placer. LA CODICIA TRASTORNA LA FAMILIA, Josué 7:21. Vemos que la codicia entro por los ojos, pues Acan vio, codició (entró en el corazón ) y lo tomó. Trastornó toda la familia pues todos perecieron. Existe un principio de abundancia que Dios le dio al pueblo de Israel: dame a mi primero. LA CODICIA TRASTORNA LA MORAL, Ezequiel 23:12-14. La codicia no respeta a nadie, trajo un trastorno a la moral porque cayeron en pornografía, es por esta causa que tenemos que cuidar nuestros ojos, la codicia entra por los sentidos. LA CODICIA TRASTORNA TU REINO, 1 Reyes 21:2-3. Acab codició la viña de Nabot, lo cual provocó que su Reino fuera trastornado cuando vemos el final de Acab. LA CODICIA TRASTORNA LA AMBICIÓN, Lucas 12:15-21. Aquí la ambición se convirtió en codicia porque este hombre no era rico para con Dios. ¿Que le estás dando a Dios? Démosle lo mejor de nuestro tiempo, lo mejor de los dones, lo mejor de todo lo que El nos ha dado. Cuando Dios le de algo a tu hermano que tu quieres, bendicelo, pues Dios ya tiene todo lo que es para ti y te lo dará a su debido tiempo. Cuida tu corazón para que tus sueños, anhelos o ambiciones no se conviertan en codicia.
Featured
Placeholder
Te compartimos el mensaje Tapando Bocas de Leones predicado por el pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que esta Palabra sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.