Instruyendo A Los Escogidos

20201H 15M
0

Apóstol German Ponce │ Instruyendo A Los Escogidos │ viernes 24 enero 2020 Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.

Be the first to review “Instruyendo A Los Escogidos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Predicado el viernes, 5 de febrero, 2016. Te compartimos el mensaje Devoradores Familares, predicado por el Pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Anciano German Alonso Ponce - El Camino Del Milagro - martes 13 de marzo 2018
Featured
Placeholder
Te compartimos el mensaje , predicado por el Apóstol Samuel Díaz, en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Juan 14:6 Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Verso 6 Si me hubierais conocido, también hubierais conocido a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto. Verso 7 Felipe le dijo*: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. Verso 8 Jesús le dijo*: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? (LBLA) Cuando veo estos pasajes y cuando digo la revelación del Padre, no estoy hablando de lo que Él revela, sino más bien de conocer su persona. Cuando medito y pienso en el equipo ministerial que acompañó al Señor Jesucristo en la tierra, creo que era bastante complicado. Si aquí entre nosotros hermano, uno le pregunta a un hermano ¿qué tal el hermano? Es complicado el hermano, ¿cómo está su suegra? Es complicada la suegra. Cuando veo este pasaje llama mi atención y me puse a pensar en lo que implicaba para nuestro Señor mantener a este grupo homogéneo y mantenerlo juntos. Si usted se da cuenta en el grupo andaba un hombre que a todos le ofrecía machete; era Pedro, andaban otros que su aspiración era sentarse uno a la derecha y otro a la izquierda, andaba otro bien melancólico, joven, y solo quería estar en el pecho del Señor y no quería que nadie se acercara, andaba otro que no creía ni en la luz eléctrica, era Tomás. Por otra parte, Felipe que también andaba con El Señor, era muy matemático, en una ocasión hace recostar a toda la multitud y Jesús dice hay que darles de comer, y Felipe saca la calculadora, hace cálculos y dice doscientos denarios, no bastaría para comprar pan, primero no hay una panadería cerca, segundo no hay quien tenga doscientos denarios; este Felipe era complicado, un hombre que manejaba las cifras. Pero aparte de eso viene con una pregunta más confrontativa con Jesús diciéndole: ¿por qué no fuiste a comer? y Jesús le responde: “mi comida es que haga la voluntad de mi Padre que me envió”, y los apóstoles oían todo eso, y oían que hablaba del Padre y del Padre, y del Padre, y siempre era del Padre; y entonces Felipe se acerca a Jesús y le dice: “tanto que nos hablas del Padre, nos has dicho muchas cosas, muéstranos al Padre, revélanos al Padre y nos basta”. En otras palabras, si nos revelas al Padre, con esto vamos a estar tranquilos de que tú de verdad viniste de allá”. Usted ya se dio cuenta de ese perfil que tenía ese ministerio que andaba con Jesús, además; andaba otro que todo era negocios; entonces aquel le dice muéstranos al Padre y esto llamo mi atención porque Yo entiendo que hay tres asignaciones que Jesús vino a hacer: 1. Revelar al Padre 2. Revelar el Reino 3. Revelar la Iglesia
Featured
Predicado el 20, de noviembre, 2016. 3 turno Ayuno Congregacional. Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.