Intervenciones Familiares…

20191H 25mm
0

Apóstol German Ponce │ Intervenciones Familiares │ viernes 06 septiembre 2019 En nuestro hogar pueden haber todo tipo de problemas. Podemos estar en el evangelio pero puede ser que hayan luchas internas. La única solución es que Cristo intervenga en nuestros hogares para que seamos libres. En la escritura encontramos muchos hogares que estaban siendo atacados, y únicamente con la intervención de Cristo pudieron ser restaurados. 1. El paralítico. Juan 5:14 Este era un hombre que llevaba 38 años enfermo y fue sanado por Cristo. Tomó su camilla y se fue sano. El Señor lo encuentra en el templo después y le dice que no peque más para que no venga algo peor. Fueron 38 años de buscar la solución fuera de Jesús (las aguas de Betesda). Tuvo que permitir la intervención de Jesús para ser sano. Hay problemas internos que sólo nosotros conocemos, pero la solución está en Jesús. Deja que intervenga Cristo! 2. La mujer adúltera. Juan 8:11 Jesús tuvo misericordia de una mujer adúltera que iba a ser apedreada. Escribió en tierra, y cuando la mujer levantó la mirada sus acusadores se habían ido. Vemos en Jeremías 17:13 que los que se han apartado de Dios serán escritos en tierra. Estos hombres conocían de palabra y el Señor los estaba escribiendo en tierra. Al ver esto todos los que acusaban a la mujer adúltera se fueron. Fue ahí que el Señor le dijo que nadie la acusaba, y que se fuera y no pecara más. El adulterio puede ocurrir por muchas razones, una de ellas es que un esposo repudie a su esposa, (la palabra apoluo en griego) que significa no tomar en cuenta, dejarla sola, enviarla sola. Nadie se casa para vivir separados. Es necesario que un matrimonio permanezca unido para no dar cabida al adulterio por repudio o abandono. 3. Hogares sin gozo. Juan 2:3-5 El vino es gozo. En el hogar puede haber justicia y paz, pero puede ser que se haya acabado el gozo. Se acabó el deleite y la alegría. Si se nos acabó el gozo en el hogar debemos hacer lo que Jesús diga, permitir que el Señor intervenga. Si hay pureza, habrá gozo. Debemos purificarnos y limpiarnos para que entre el vino nuevo. 4. Familias con promesa. Lucas 9:61 Si Dios te llama al evangelio El se encargará que llegue toda tu familia, mientras tanto no debes desecharlos. No abandones a tu familia porque Cristo está interviniendo en tu forma de vivir el evangelio. Tu familia tiene promesa. Deja que Cristo intervenga en tu hogar para que todos sean salvos. 5. La samaritana Juan 4:17-19 Cristo intervino en el hogar de la samaritana, la cual había crecido en un lugar con malas costumbres. Por la vida que tuvo no valoraba el matrimonio. Para cambiar esas costumbres tuvo que intervenir Jesús y su vida cambió. Permitamos que Jesús intervenga. Cristo es la única solución para ser restaurados de cualquier lucha que esté sucediendo en nuestros hogares. Que esta noche Cristo intervenga en cada uno de nuestros hogares para romper cadenas y cambiar nuestra vida.

Be the first to review “Intervenciones Familiares…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Apóstol German Ponce │ Las Mesas Del Error │ domingo pm 05 mayo 2019 Veremos lo que sucede en las mesas porque muchas veces podemos sentarnos en mesas equivocadas; Mencionaremos algunas mesas de error para no participar de ellas: *MESAS QUE TE CAMBIAN TU COMISIÓN, 1 Reyes 13: 20-21 A este profeta lo invitaron a esta mesa, invitación que aceptó a pesar del mandamiento que había recibido del Señor; Se desvió de su comisión por el consejo de ésta mesa. Dios no te dirá algo que vaya en contra de su palabra, nunca va a contradecir sus órdenes. *MESA DEL REY SAÚL, 1 Samuel 20:27 En ésta mesa el rey Saúl veía a David con recelo porque había creado diferencias en su mente por oír la canción de un pueblo. Por esa razón ya David no sé presentó . Rodéate de gente que sepa más que tú, porque eso te enriquecerá. *MESAS EN EL TEMPLO, Mateo 21:12 El error de estas mesas es que querían vender lo que Dios regala, comercializaban la gracia, los dones del Espíritu Santo; Anhelemos los dones del Espíritu y sobretodo el profetizar. *MESA DE JEZABEL, 1 Reyes 18: 19 En tiempos de Elías en medio de un gran avivamiento había una mesa terrible, la mesa de Jezabel que quería eliminar los profetas del Señor; Es como un virus qué se infiltró dentro del Reino en los días de Acab en el A.T. y dentro de la Iglesia en el N.T. atravez de un estado de inmoralidad. Hay tiempo para arrepentirse caso contrario será lanzado a la gran tribulación. *MESA DE MIGAJAS, Mateo 15:27 En esta mesa es donde se piden migajas; Esto viene de no entender quién es el Señor. El evangelio te ofrece que comas del verdadero pan del cielo, que es poderoso y nos ha dado vida eterna. No pidas migajas sino que pide en grande. *MESA DE LOS DEMONIOS, 1 Corintios 10:21 Hay que tener cuidado de participar en la mesa del señor y en la mesa de los demonios, que es una mesa del mundo, eso se llama apostasía. *MESA DEL FARISEISMO, Lucas 11:37 Había una tradición de lavarse las manos antes de todo, que no tenía base bíblica sino qué era tradición de los hombres porque se preocupaban más de lo exterior que de lo interno . Dios nos pide nuestra debilidad para perfeccionar su poder. Participemos correctamente de la mesa del Señor pues El nos libra del error, de todo viento de doctrina y renueva el espíritu de nuestra mente.
Featured
Placeholder
Te compartimos el mensaje predicado por el pastor Luis Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que esta Palabra sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
te compartimos el mensaje Camino Sobre Los Muros predicada por el pastor German Ponce en el templo de iglesia de cristo Ebenezer de san pedro sula,Honduras.
Featured
Placeholder
Te compartimos el mensaje Daniel Propuso No Embabilonizarse 2, predicado por el Apóstol German Ponce, en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!