Intervenciones Familiares…

20191H 25mm
0

Apóstol German Ponce │ Intervenciones Familiares │ viernes 06 septiembre 2019 En nuestro hogar pueden haber todo tipo de problemas. Podemos estar en el evangelio pero puede ser que hayan luchas internas. La única solución es que Cristo intervenga en nuestros hogares para que seamos libres. En la escritura encontramos muchos hogares que estaban siendo atacados, y únicamente con la intervención de Cristo pudieron ser restaurados. 1. El paralítico. Juan 5:14 Este era un hombre que llevaba 38 años enfermo y fue sanado por Cristo. Tomó su camilla y se fue sano. El Señor lo encuentra en el templo después y le dice que no peque más para que no venga algo peor. Fueron 38 años de buscar la solución fuera de Jesús (las aguas de Betesda). Tuvo que permitir la intervención de Jesús para ser sano. Hay problemas internos que sólo nosotros conocemos, pero la solución está en Jesús. Deja que intervenga Cristo! 2. La mujer adúltera. Juan 8:11 Jesús tuvo misericordia de una mujer adúltera que iba a ser apedreada. Escribió en tierra, y cuando la mujer levantó la mirada sus acusadores se habían ido. Vemos en Jeremías 17:13 que los que se han apartado de Dios serán escritos en tierra. Estos hombres conocían de palabra y el Señor los estaba escribiendo en tierra. Al ver esto todos los que acusaban a la mujer adúltera se fueron. Fue ahí que el Señor le dijo que nadie la acusaba, y que se fuera y no pecara más. El adulterio puede ocurrir por muchas razones, una de ellas es que un esposo repudie a su esposa, (la palabra apoluo en griego) que significa no tomar en cuenta, dejarla sola, enviarla sola. Nadie se casa para vivir separados. Es necesario que un matrimonio permanezca unido para no dar cabida al adulterio por repudio o abandono. 3. Hogares sin gozo. Juan 2:3-5 El vino es gozo. En el hogar puede haber justicia y paz, pero puede ser que se haya acabado el gozo. Se acabó el deleite y la alegría. Si se nos acabó el gozo en el hogar debemos hacer lo que Jesús diga, permitir que el Señor intervenga. Si hay pureza, habrá gozo. Debemos purificarnos y limpiarnos para que entre el vino nuevo. 4. Familias con promesa. Lucas 9:61 Si Dios te llama al evangelio El se encargará que llegue toda tu familia, mientras tanto no debes desecharlos. No abandones a tu familia porque Cristo está interviniendo en tu forma de vivir el evangelio. Tu familia tiene promesa. Deja que Cristo intervenga en tu hogar para que todos sean salvos. 5. La samaritana Juan 4:17-19 Cristo intervino en el hogar de la samaritana, la cual había crecido en un lugar con malas costumbres. Por la vida que tuvo no valoraba el matrimonio. Para cambiar esas costumbres tuvo que intervenir Jesús y su vida cambió. Permitamos que Jesús intervenga. Cristo es la única solución para ser restaurados de cualquier lucha que esté sucediendo en nuestros hogares. Que esta noche Cristo intervenga en cada uno de nuestros hogares para romper cadenas y cambiar nuestra vida.

Be the first to review “Intervenciones Familiares…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
¡Creced! Pastor German Ponce Domingo AM 08 de julio 2018 El diseño de Dios es bendecirnos, Génesis 1:22 (fecundos, multiplicación y llenura). Ser fecundos es crecer, no un crecimiento numérico sino un crecimiento interno. El evangelio más que para la cabeza es para los pies. Antes de llenar la tierra del conocimiento de Dios hay que multiplicarse, y antes de ello hay que crecer. Para ello es necesario avanzar. La orden de Dios es crecer y estudiamos siete evidencias de que estamos creciendo: 1. TOMAR VIANDA SÓLIDA, Génesis 21:8. Isaac, hijo de la promesa, no le hicieron banquete el día que nació sino cuando dejó la lactancia materna. La evidencia de que creció fue que dejó la leche y que comenzó a tomar la vianda sólida. ¿Como sabemos si todavía somos niños espirituales? Cuando hay celos, envidias, competencias ministeriales, contiendas, pleitos. Si lo hemos dejado estamos creciendo. 2. DEPENDENCIA DE DIOS, Génesis 21:20. Ismael creció en el desierto porque en el desierto recordamos el primer amor, hay cambio de mentalidad, dependencia de Dios. Ismael se convirtió en arquero, esto nos habla de un padre que creció y tiene ahora una responsabilidad generacional. 3. MADUREZ, Hebreos 11:24-26. La madurez no es por edad física, pues Moisés maduró a los 40 años, evidenciándose cuando fijó su mirada en el oprobio de Cristo, despreciando los placeres del mundo (Egipto), prefiriendo los asuntos del Reino. El maduro tiene una visión diferente de la vida. 4. MOVER DEL ESPÍRITU SANTO, Jueces 13:24. Se evidencia que hemos crecido cuando el Espíritu Santo se comienza a manifestar en nosotros, cuando dejamos que nos guíe y seguimos sus impulsos. 5. NO DEJA CAER LA PALABRA DE DIOS EN TIERRA, 1 Samuel 3:19. El que ha crecido no deja caer la Palabra de Dios sino que la obedece aunque esta no se acomode al pensamiento humano. 6. FORTALEZA ESPIRITUAL, Lucas 1:80. El crecimiento interno se manifiesta en una preparación para caminar en el evangelio y obtenemos el respaldo de Dios. 7. SABIDURÍA, EDAD Y GRACIA, Lucas 2:52. El mejor ejemplo de todos: nuestro Señor Jesús, tuvo su tiempo de crecimiento y preparación. ¿Cómo medimos nuestro crecimiento? En el río de Ezequiel. Mientras el heredero es niño en nada difiere del esclavo. Cuanta bendición está detenida porque no hemos crecido internamente. Hemos decidido cambiar de mentalidad y avanzar. Nos levantamos del trono de nuestro corazón y permitimos que Jesús se siente en él y gobierne nuestra vida. Crecemos luego seremos multiplicados, y luego seremos llenos del Espíritu de Dios, este es el orden divino.
Featured
Te compartimos el mensaje CONVERGENCIA ESCATOLÓGICA, predicado por el Pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Featured
Placeholder
Creamos en las promesas de Dios, porque a su amado, Dios lo prosperará mientras duerme, dice la Palabra de Dios que nuestros hijos serán como olivos en la mesa, que caerán mil y diez mil a tu diestra pero a ti no llegarán, que por sus llagas fuimos sanados, que Dios nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales, que él nos concedió TODAS LAS COSAS A TRAVES DE DIVINAS PROMESAS. SOLO HAY QUE CREER Y DIOS LO HARÁ. Confiesa: “YO NO CREO LO QUE VEO, YO CREO EN LO QUE LO LEO. Pastor Santos Enrique Reyes.
Featured
Predicado el domingo, 6 de noviembre, 2016. Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.