0

Iglesia en el hogar Viernes, 31 de marzo de 2017 Apóstol German Ponce 1 Samuel 7:1 Y vinieron los hombres de Quiriat-jearim, tomaron el arca del SEÑOR y la llevaron a la casa de Abinadab en la colina, y consagraron a Eleazar su hijo para que guardara el arca del SEÑOR. Verso 2 Y sucedió que pasó mucho tiempo, veinte años, desde el día en que el arca quedó en Quiriat-jearim; y toda la casa de Israel añoraba al SEÑOR. (LBLA) En los días de un rey llamado Saúl, algo sucedió, se empezaron, se perdió el buscar la Escritura, se perdió el buscar al Señor de todo corazón, yo no sé si usted oye las profecías, pero allí decía, “si tan solo mi pueblo invoca mi Nombre y se humillara, y dejara sus malos caminos, entonces yo les sanaría su tierra”, porque estamos en esta tierra que es una tierra de abundancia, pero esa abundancia debe de ser para nosotros y nuestros hijos. Dice la Escritura que por alguna razón, mire como perdieron la noción y sacaron el Arca del Lugar Santísimo, quién enseñó eso no sabemos, pero Saúl ya se había apartado, a medida que nos vamos apartando de leer la Escritura, a medida que nos apartamos de conocer el consejo divino, nos vamos a ir separando de Dios y vamos a terminar en religiosidades, agarraron el Arca y dice que la llevaron, los hombre tomaron el Arca de Señor, ni siquiera eran sacerdotes, sino que agarraron el Arca y se la llevaron a la casa de Abinadab. Hemos platicado en algunos años anteriores, es que el Arca era la Presencia de Dios, El Señor decía, “vamos a tener un punto de reunión”, y Él decía, “en medio de los querubines”, y los querubines estaban en la parte de arriba del Arca, “nuestro punto de reunión es en el Lugar Santísimo”, lo que Dios estaba diciendo es “sed santos porque Yo soy santo”, es buscar la paz y la santidad sin la cual nadie verá al Señor, todo el deseo del Señor era un pueblo que se dedique a Él. Pero usted tiene que ver conmigo que se llevaron la Presencia del Señor, se llevaron la Iglesia a la casa, pero pasaron veinte años, y en veinte años no se vio nada, pasó inactivo, que tremendo es ser un creyente, venir a la Iglesia, estar sirviendo y que la bendición de Dios no esté activada, nosotros nacimos para ser bendecidos, el propósito de Dios es bendecirnos, no es otra cosa, eso hay que entenderlo, pero pasaron veinte años de inactividad, allí el Arca, como quien dice, sacaron la Presencia de Dios del templo, y quién iba a llegar al templo, ya ni se ve en los días de Saúl que él vaya, porque ni él iba, siendo el rey de Israel ni él iba, y permitió que se llevaran el Arca, y vino un hombre llamado Abinadab y se la llevó a su casa y pasó desapercibido. Me llama la atención que pasó inactivo por veinte años, pero en el verso tres, me llamó la atención por la palabra de la profecía: 1 Samuel 7:3 Entonces Samuel habló a toda la casa de Israel, diciendo: Si os volvéis al SEÑOR con todo vuestro corazón, quitad de entre vosotros los dioses extranjeros y las Astorets, y dirigid vuestro corazón al SEÑOR, y servidle sólo a Él; y Él os librará de la mano de los filisteos. (LBLA) Después de ver que no había actividad de bendición, después de ver que somos pueblo de Dios y que en la casa no hay bendición, había un problema, y esto lo venimos hablando seriamente, porque queremos la bendición de Dios, y que bonito es tener la bendición de Dios, que paso que usted da, allí está la bendición de Dios, cosa que usted hace, Dios se la bendice, eso es lindo, pero que terrible es que todo lo que hacemos no sirve, compra una payaso y se le entristece, uno dice “algo está mal”, hasta esos niveles no podemos llegar.

Be the first to review “La Iglesia En El Hogar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Predicado el martes, 19 de abril, 2016. Te compartimos el mensaje El Poder del Espíritu Santo, predicado por el Pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Predicado el domingo, 13 de marzo, 2016. 1 turno. Te compartimos el mensaje Abundancia de Frutos, predicado por El Pastor Estuardo Bran en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Placeholder
Apóstol German Ponce Tema Las Señales de los desterrados Te compartimos el mensaje ¿En Que Nos Hemos Convertido? predicado por el Apóstol German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que esta Palabra sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Apóstol German Ponce │ La Bolsa Familiar │ viernes 18 enero 2019 El pueblo de Israel estuvo en un periodo de cautividad y se atrevieron a soñar en recuperar lo perdido, Salmo 126:6. Sembraron con lágrimas la semillas que en su bolsa llevaban, semillas depositarias de su bendición. Visualicemos a la luz de la escritura cómo está nuestra economía, donde esta el problema para que encontremos el alivio, pues Dios quiere bendecir nuestra economía. BOLSAS ENVEJECIDAS, Josué 9:4. Las bolsas de los Gabaonitas vacías, gastadas y envejecidas reflejaban su economía porque se convirtieron en acarreadores de agua y no la bebían. La economía del Cristiano se ve afectada cuando no comemos el pan de la palabra y no tomamos el agua del espíritu. ALFORJAS DE TIERRA, 2 Reyes 5:17. Esta es la historia de Naaman con una expresión en su alma (soberbia) que se manifestaba en su cuerpo (lepra). Las alforjas de tierra es una carga profética para hacer un altar para Dios. En la bolsa de nuestra economía no debe faltar palabra del Señor, debe estar llena de profecía. BOLSA DEL COMERCIANTE, Deuteronomio 25:13. Usada para comprar y vender. Que el deseo de prosperidad no nos lleve a hacer comercio ilícito. Dios bendice pero con medios lícitos. BOLSA MINISTERIAL, Juan 12:6. Judas tenía a su cargo la bolsa de Jesús y sustraía a su conveniencia. Dios va a llenar nuestra bolsa pero no nos llenemos de codicia, nuestra tarea es administrar lo que Dios ha dado. BOLSA LLENA, 2 Reyes 4:42. Aquí hay un hombre, Baal-Salisa cuyo nombre significa el señor de la multiplicación pues esa era su unción, que llevó esa bolsa llena a la escuela profética de Elíseo y este conocía el secreto de como al dar a otros lo que se tiene se multiplica. Esta bolsa llevaba la unción de multiplicación. BOLSA REMECIDA, Lucas 6:38. Lo primero que hay que hacer es dar para que luego nos den más, se sacude la bolsa para que te quepa más y estará tan llena que hasta se caerá. Dios bendice nuestra economía con medida completa, apretada y sacudida. No nos hará falta nada y se nos va a multiplicar.