0

Apóstol German Ponce │ Recuerdos Familiares │ Viernes 10 enero 2020 Hay una historia que cuenta el Señor en Lucas 16:25, trasladando a la multitud una enseñanza, hay un diálogo de unas almas en una situación de eternidad, con conocimiento pleno, donde hay memoria de cosas que son importantes; Hay cosas que Dios quiere que recordemos para enmendar en éste año de la reconciliación: RECUÉRDATE DEL TEMOR DE DIOS Deuteronomio 4:10 En éste libro se acaba el desierto y se entra a Canaan y es importante recordar lo que es el temor de Dios que es actuar como que Dios te está viendo, es ser reverente delante de Dios. El temor de Dios nos sirve para perfeccionar la santidad; La recompensa del temor de Dios es riqueza, gloria y vida, proverbios 22:4 Nada falta a los que le temen. RECUÉRDATE DE NO MURMURAR Deuteronomio 24:9 Detiene el avance familiar o individual y no sé sale del desierto; El pueblo de Israel salieron de Egipto pero no terminaron de salir del desierto, no pasaron la prueba del desierto, y nunca conocieron la abundancia. Hay que cuidar nuestros labios, para que nuestro final no sea en el desierto. RECUERDA DE DONDE HAS CAÍDO Apocalipsis 2:5 Se puede acostumbrar a estar caído, a descender en los niveles de amor y volverse insensible; Sin embargo Dios no condena; Todo el mensaje es RECUERDA; Tengamos un tiempo para detenernos y recordar para enderezar.

Be the first to review “Recuerdos Familiares”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Te compartimos el mensaje Volviendo Al Origen, predicado por el Pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Apóstol German Ponce │Exterminador de Polilla │ viernes 25 enero 2019 En el contexto de este pasaje, Job 4:19, vemos que el Señor desconfía aún de sus siervos los ángeles y cuanto más de nosotros que somos casa de barro desmenuzados por la polilla. La polilla es un insecto, una plaga, tan pequeña que ataca los cimientos de una casa y hoy tendremos que ver como exterminamos esa plaga en el mundo espiritual y cómo es que comienzan a socavar los cimientos de una casa. Aquí citaremos algunos ataques de esta plaga espiritual: ATAQUE A LAS COBERTURAS, Job 13:28. Esta plaga puede llegar al que cubre un hogar, trastornando para que te quedes sin cobertura y que no formes parte del renuevo. EDIFICA ILÍCITAMENTE, Job 27:18. Esta plaga edifica con lo de otros, es decir que hace su casa con lo que le quita injustamente a otros. No te aproveches del infortunio de otro para obtener beneficios o propiedades. SE COME LO PRECIOSO, Salmo 39:10-11. Esta plaga llegó a la vida de David y le estaba comiendo los placeres, el gozo de la vida, lo más valioso. Dios lo estaba corrigiendo por una iniquidad porque al que toma por hijo disciplina. En el altar se erradican las plagas. CORROMPEN EL CORAZÓN, Mateo 6:19-21. Esta plaga es una entidad espiritual llamada codicia. Esta polilla la exterminamos siendo misericordiosos con nuestros hermanos, haciendo depósitos en el cielo para sufragar una necesidad aquí en la tierra. ATACA LAS BOLSAS, Lucas 12:33. Esto nos habla de como afecta nuestra economía negativamente y la exterminamos dándole al necesitado. POLILLA DE LA DEFRAUDACIÓN, Santiago 5:1-2. Esto es codicia y avaricia de las personas que son ricas pero defraudadores de los salarios de los obreros. Se erradica siendo justos, pagando lo que se debe. EXTERMINADOR DE LA POLILLA, Nehemías 10:20. En este pasaje hay un listado de dirigentes del pueblo que regresaron del cautiverio de Babilonia, ellos eran el renuevo, firmaron un documento, un pacto con Dios, uno de ellos se llamaba Magpias, cuyo nombre significa el exterminador de la polilla. Erradicado la polilla haciendo un pacto con El Señor, comprometiéndose a obedecer la ley de Dios y a seguir sus mandamientos, a guardar el día de reposo, a ser misericordiosos. Necesitamos erradicar esa plaga haciendo un pacto con Dios, comprometiéndonos a servirle, a honrarle y a ofrendarnos a nosotros mismos.
Featured
Apóstol German Ponce │ ¡ Miserable Hombre de Mí ! │ domingo am 30 diciembre 2018 El profeta se cataloga y dice de si mismo: miserable hombre de mi, en MIQUEAS 7:1-2, porque de pronto tuvo una visión donde se encontró en medio del futuro y el arrebatamiento de la Iglesia ya había pasado y se quedó en la gran tribulación, en medio del rebusco, no se fue en las primicias porque no dio la talla. Miserable es una persona que es infeliz, digno de lástima, que en su mente hay una pobreza. En las escrituras muchos dijeron: miserable hombre de mi, y hoy veremos algunos de ellos, la forma en que se encontraron miserables y la solución. LA IGLESIA LA ODICEA, Apocalipsis 3:16-17. El miserable es el tibio, que piensa que está bien pero está mal. Esta iglesia se quedó a la gran tribulación porque es una iglesia tibia. SÍSARA, Jueces 5:26. Miserable es un estado de abatimiento. Este Sísara era un hombre valiente pero entró en un letargo y se encontró en los umbrales de la muerte a través de un espíritu de estupor que lo abatió y murió miserablemente. La solución es despertar espiritualmente. EL REY DAVID, Salmo 69:29. Miserable es estar deprimido comparando los días de hoy con los anteriores, o poniendo tu mirada en lo que no tienes contra lo que te gustaría tener. El rey David se encontraba en medio de una prueba con el propósito de aprender a poner su confianza sólo en Dios. La solución es sacudirse la depresión y aprender en medio de la prueba. HAMAN, Ester 7:6. Miserable es catalogado en la Biblia como enemigo de Dios. Haman era calificado como miserable por el pueblo de Dios por el decreto que proclamó en contra de Dios. La solución es reconocer y arrepentirse de los errores y buscar más de Dios. AMIGOS DE JOB, Job 16:2. La Biblia cataloga a un consejero miserable cuando hace leña de todo árbol caído. A Job en un momento de dificultad en medio de una prueba del Señor se le acercaron consoladores miserables. EL APÓSTOL PABLO, Romanos 7:24-25. Un hombre de revelación con experiencias en Dios tremendas pero con un conflicto interno: la ley del pecado, un código escrito en nuestros miembros. La solución: Cristo es nuestra ofrenda por el pecado y ofrenda por la culpa que llevó a la cruz por lo tanto ninguna condenación hay para los que estamos en Cristo Jesús. Cada vez que te sientas miserable recuerda que Cristo ya llevó nuestros pecados y debilidades en la cruz del calvario. Acerquémonos a Dios por la obra de Cristo, no por méritos propios y nunca más te condenes a ti mismo ni mucho menos condenes a tu prójimo