0

Apóstol German Ponce │ La Mesa De Los Panes │ martes 22 enero 2019 Dios le dio a Moisés las directrices para hacer la mesa de los panes en el mobiliario del Lugar Santo, bajo cobertura, Éxodo 25:27-29. Esta es la primer mesa que aparece en las escrituras. Recordemos que se había perdido la comunión en el huerto, y ésta mesa es para recuperar la comunión con Dios. Cristo es la mesa de recuperación de la comunión. Esta noche trasladaremos algunas enseñanzas importantes: La iluminación en el Lugar Santo era del candelero, y todo el mobiliario era hecho de madera (humanidad) y cubierto con oro (divinidad). Esta mesa tenía dos hileras de seis panes cada una. Tenía cuatro esquinas, nos habla de la cuadrimensión del verbo, su manifestación como hombre, rey, siervo, sacerdote. La Mesa debía estar ubicada al norte, nos habla de lo secreto de Dios. La Mesa tiene cuatro patas: oración, partimiento del pan, doctrina y comunión. La Mesa tenía dos tipos de molduras, para que no se cayeran los panes, es decir que estaba coronada (Zacarías 6:11-13 Rey y Sacerdote al mismo tiempo, profecía para el futuro ) No dejes caer ninguna palabra que salga de su boca. La Mesa se transportaba sobre los hombros de los Coatitas, Números 4:7 y para ello la cubrían con un manto azul, sobre el cual ponían un manto rojo y por último con piel de tejón porque sobre toda gloria habrá cobertura; cada color tiene un significado. Habían otros utensilios en la mesa de los panes, Éxodo 25:9, porque los panes se ofrecían como ofrenda quemada con incienso, fuego que venía del altar que bajó de la presencia de Dios. Habían copas y jarras de vino para las libaciones (derramar el vino) es una ofrenda líquida de algo valioso, Cristo derramó su sangre por nosotros. Jesús se presenta en Juan 6:35, 51 como el verdadero pan del cielo, hecho de flor de harina (molida) con un peso de 2/10, figura de los dos mandamientos en que se resume toda la ley de Moisés, Levítico 24:5. El pan era horadado porque en la cruz le horadaron sus manos, sus pies y su costado. El pan y el vino en esta mesa del sacerdocio Levítico temporal era figura y protección para el futuro, el nuevo pacto del Señor. Vengamos a cada culto con la mentalidad de agradar a Dios y enviará fuego del cielo. Recuperemos la comunión con Dios.

Be the first to review “La Mesa De Los Panes…”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.
Featured
Nuestro objetivo es que a través de la palabra de Dios, cada uno de los hogares de Honduras y a nivel mundial puedan ser llenos del Espíritu Santo y así poder restaurar hogares y por ende países enteros, presentando no una religión sino un estilo de vida en el Señor Jesucristo.
Featured
Quiero hablarles esta noche, y yo hermanos amados, respeto mucho las unciones que Dios tiene, respeto las gracias de Dios, y su pastor y apóstol ha sido un amigo para mí, un amigo en el ministerio, un hermano, sacábamos la cuenta de los años, porque me lleva cinco años, pero hoy se me acercó una servidora de las que estaban aquí y yo no sé si me hizo sentir bien o mal, pero me dijo: — Apóstol mire estás son mis hijas usted, sacó una foto con ellas cuando ellas estaban niñas allá en la otra propiedad, — Y cuántos años tenían, le dije yo, — Seis años, me dijo, — Y la otra doce, — ¿Y se casaron?, — Si ya tengo hijos, me dijo, — Tú creciste o yo estoy viejo, la verdad que es una bendición ver los años y la hermana me presentó sus hijos, ella sirviendo y sus hijos sirviendo también y la niñita chiquita también vestida de servidora. Yo tengo un nieto Emmanuel se llama, y él vive en la iglesia, y mi mamá me dice — Que lindo como Samuel, duerme en la presencia del Señor, y doy gracias a Dios por todo lo que nos da y como le decía al principio Dios empezó a tratar este tiempo, le comentaba a su apóstol antes de entrar, y como que Dios me estaba llevando a una instancia de mucho quebranto, quebranto no de que venga la mano de juicio, no me juzgue, sino que me ha hecho derramar lágrimas y ponerme delante de Dios de una manera muy hermosa que quizá no estaba tan acostumbrado a vivirla, y yo quiero hablarte esta noche de una palabra que recibí del Señor que quiero llamar “Las siete mirras”. Ya que a su pastor le gustan mucho los siete, los siete truenos, siete cielos, siete copas, siete vasos, siete silos, todo siete, así que dije yo, — Yo le voy a tirar un siete también, y quiero hablarte de las siete mirras, y antes de empezar a decir lo que tengo que decir, la mirra es una resina, algo que se saca de un árbol y lo interesante es que para que caiga esa resina, algunos árboles, el árbol específicamente que lo aporta, se puede dar de manera natural, que el árbol espontáneamente suelte esa resina de mirra, pero los que la trabajan, los que trabajan para hacer de eso un negocio y que pueda producir, le hacen cortes al árbol, de modo que a través de esa herida suelte la resina. Y al salir, algunos dicen — Mire, el árbol está llorando, y no es que esté llorando, está produciendo, entonces yo quiero decirte amado hermano que las heridas son para producir, y que Dios tiene en todas las cosas, en todo lo que hacemos, en todo lo que vivimos, tiene un propósito y dígale al hermano que está al lado — No te quejes, Dios tiene un plan mayor al que tú piensas, Dios tiene algo más grande de lo que usted imagina, cualitativo, de calidad, y cuantitativo, en cantidad.
Featured
Placeholder
Te compartimos el mensaje Cuidado Con La Retaguardia, predicado por el Apóstol German Ponce, en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Predicado el domingo, 11 de septiembre, 2016. Te compartimos el mensaje José Ya No Está En El Pozo, predicado por el Maestro Odilio Peña en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!