0

Te compartimos el mensaje La Promesa de Su Venida predicado por el pastor German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras.

Be the first to review “La Promesa De Su Venida”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Placeholder

Recomendaciones

Featured
Te compartimos el mensaje Revestido de Cristo, predicado por el Apóstol German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!
Featured
Pastor Julio Herrera - Las Facetas De La Restauración Del Reposo - Martes 06 de Febrero 2018
Featured
Marcados Por El Espíritu - Pastor German Ponce - Domingo AM 14 de Enero 2018
Featured
Placeholder
Caerse no es solo irse al mundo, sino que aun estando en la casa podemos haber perdido nuestro primer amor. Lo importante es saber si estamos caídos pero más que eso, es que recapacitemos y corrijamos nuestra conducta. Revisémonos en esta ocasión, porque el Señor hoy te dice”tengo contra ti”: que has dejado tu primer amor, que has caído en descredito, de la obediencia, de tu devoción inicial, de tu virginidad, lo importante es como terminarás ahora, después que has leído este mensaje, abre tus ojos espirituales y revísate, examínate!! Si has caído de tu primer amor ruega a Dios que te permita levantarte de nuevo y puedas volver a las cosas que hacías al principio. Para que no te muevan de tu posición, debemos orar sin cesar. Solo Cristo es el único que te puede levantar de tus señalamientos si te arrepientes de tus caminos, es el único que te puede poner de nuevo de pie delante de Dios. Solo Él te puede guardar tu testimonio con los de afuera, solo Él te puede recuperar tu primer amor, solo Él te puede guardar tu virginidad, tus vestiduras, deja ya de estar caído delante de Dios, no pierdas mas tiempo. Bendiciones
Featured
Apóstol German Ponce │ La Mesa De Los Panes │ martes 22 enero 2019 Dios le dio a Moisés las directrices para hacer la mesa de los panes en el mobiliario del Lugar Santo, bajo cobertura, Éxodo 25:27-29. Esta es la primer mesa que aparece en las escrituras. Recordemos que se había perdido la comunión en el huerto, y ésta mesa es para recuperar la comunión con Dios. Cristo es la mesa de recuperación de la comunión. Esta noche trasladaremos algunas enseñanzas importantes: La iluminación en el Lugar Santo era del candelero, y todo el mobiliario era hecho de madera (humanidad) y cubierto con oro (divinidad). Esta mesa tenía dos hileras de seis panes cada una. Tenía cuatro esquinas, nos habla de la cuadrimensión del verbo, su manifestación como hombre, rey, siervo, sacerdote. La Mesa debía estar ubicada al norte, nos habla de lo secreto de Dios. La Mesa tiene cuatro patas: oración, partimiento del pan, doctrina y comunión. La Mesa tenía dos tipos de molduras, para que no se cayeran los panes, es decir que estaba coronada (Zacarías 6:11-13 Rey y Sacerdote al mismo tiempo, profecía para el futuro ) No dejes caer ninguna palabra que salga de su boca. La Mesa se transportaba sobre los hombros de los Coatitas, Números 4:7 y para ello la cubrían con un manto azul, sobre el cual ponían un manto rojo y por último con piel de tejón porque sobre toda gloria habrá cobertura; cada color tiene un significado. Habían otros utensilios en la mesa de los panes, Éxodo 25:9, porque los panes se ofrecían como ofrenda quemada con incienso, fuego que venía del altar que bajó de la presencia de Dios. Habían copas y jarras de vino para las libaciones (derramar el vino) es una ofrenda líquida de algo valioso, Cristo derramó su sangre por nosotros. Jesús se presenta en Juan 6:35, 51 como el verdadero pan del cielo, hecho de flor de harina (molida) con un peso de 2/10, figura de los dos mandamientos en que se resume toda la ley de Moisés, Levítico 24:5. El pan era horadado porque en la cruz le horadaron sus manos, sus pies y su costado. El pan y el vino en esta mesa del sacerdocio Levítico temporal era figura y protección para el futuro, el nuevo pacto del Señor. Vengamos a cada culto con la mentalidad de agradar a Dios y enviará fuego del cielo. Recuperemos la comunión con Dios.