0

Te compartimos el mensaje Vivamos Bajo La Bendición, predicado por el Apóstol German Ponce en el templo de la Iglesia de Cristo Ebenezer de San Pedro Sula, Honduras. Esperamos que este mensaje sea de gran bendición y provecho para tu vida. ¡Que Dios te siga bendiciendo!

Be the first to review “Vivamos Bajo La Bendición”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

There are no reviews yet.

Recomendaciones

Featured
Profeta Tito Pérez | Esforcémonos Por Entrar En Ese Reposo | domingo am 25 de marzo 2018
Featured
Nuestro Extrayendo la bendición Shalom Viernes, 03 de marzo de 2017 Apóstol German Ponce Lucas 7:50 Pero Jesús dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vete en paz. (LBLA) Hace algún tiempo, varias semanas, terminamos una reunión y me fui con ese pensamiento, ¿Cuál debe ser nuestro objetivo de buscar de Dios? ¿Cuál debe ser el objetivo de venir al culto, y de reunirnos con los santos, a cantarle, a adorarle? Pero que podamos entender, que podamos extraerle al Señor una bendición. En el texto que leemos es una mujer que tiene algo que no es secreto, es una mujer que su fama no era muy buena, era conocida por todos como pecadora, lo tremendo es que esa mujer llega a una casa, donde un fariseo, un hombre que tenía fama de ser buscador de Dios, de conocer cada cosa de la Escritura, hace una reunión, y a esa reunión llega Jesús; y estando en medio de esa reunión, fíjese que esto es para el hogar, estaba en la casa, y en la casa estaba Jesús, y estando Jesús en la casa, sentados en la mesa comían, hablaban de muchas cosas, y de pronto llega una mujer que no estaba invitada; me parece que la fiesta del fariseo era muy conocida, y la casa de abre para que todos puedan entrar. La historia me dice, que de pronto llega una mujer, que logra infiltrarse y entrar a esa casa, lo primero que esa mujer hace, es que arrastra, algo que lleva a cuestas, ya que todos la conocen que es una mujer pecadora, no sé cuál era su pecado: si se entregaba con facilidad, si robaba, no sé si era una mujer que se sometía a cualquier cosa, lo único que sé, que el calificativo que tenía ante todos es que era una mujer pecadora. Note que, en medio de esa situación, de tener a Jesús en la casa, y cuando ve a Jesús, iba cargada de mala fama, sabía que la estaban señalando, su estilo de vida seguramente, en la balanza de todos, era mal visto, seguramente algunos podían hacer lo mismo, pero lo hacían a escondidas, nadie se daba cuenta, pero lo de ella, todos sabían que era pecadora. Y cuando vemos que ella llega cargada, de pecados, de mala fama, del señalamiento público, aun su familia, en la sinagoga, en todos lados, conocían de esa situación.
Featured
Placeholder
Nos narra el texto inicial que cierto hombre iba de Jerusalén a Jericó, tomo el camino equivocado ya que esta Ciudad de Jericó estaba bajo maldición, una maldición que fue decretada por Josué. Y como Salió de la Ciudad de Paz y caminaba a la Ciudad de maldición, este hombre es asaltado, lo dejan herido y medio muerto. En ese momento donde nadie se acuerda de nosotros, pasa el buen samaritano (Jesús) y tiene de nosotros misericordia. 1. Pasó un sacerdote y un levita que representan la religiosidad, y notamos que ellos ni se preocuparon por el hombre judío herido a pesar de que la ley los mandaba a salvar al buey (un animal) de su enemigo, cuanto más debían hacer por un hombre, pero la religiosidad no puede ayudar a alguien que está medio muerto espiritualmente. Lo que nos ayuda en esta situación es la misericordia. 2. El hombre judío fue ayudado por un samaritano, que para empezar eran enemigos de los israelitas, sin embargo, el samaritano fue movido a misericordia porque estaba equipado de: a) Vendas: para curar las heridas, los golpes en el alma. b) Aceite: para suavizar el corazón. c) Vino: para alegrar el corazón. d) Cabalgadura: para sacrificarse. e) Mesón: figura de la iglesia. f) Presupuesto: Todo está pagado por Cristo Jesús. Amén y amén.
Featured
Apóstol German Ponce │ Privados del Renuevo │ domingo am 27 enero 2019 Dios quiere conducirnos a una tremenda oportunidad de alivio espiritual, de refrigerio, de un avivamiento, y para ello requiere de nosotros dos cosas que las encontramos en Hechos 3:19; Esta es la formula para no quedar privados del renuevo: ARREPENTIMIENTO+CONVERSIÓN=BORRA LOS PECADOS Y VIENEN TIEMPOS DE RENUEVO. ARREPENTIMIENTO: es cambio de mente CONVERTIRSE: es cambiar de conducta, es volver al camino original. Enumeraremos algunos personajes en las escrituras que dejaron pasar la oportunidad de Dios, y otros que entraron en un renacer: EL REY SAUL, 1 Samuel 15:30; Dios le dio un mandamiento al Rey Saul para confirmarlo en el reino, tenia todo el respaldo de Dios, pero obedecio a medias guardando lo mejor del anatema y perdio el reino. No se arrepintio pero si queria que se le honrara delante del pueblo, quedo privado de ser renovado y no se le borraron sus pecados. No nos preocupemos por lo que la gente diga o piense, ocupémonos de lo que Dios diga,de agradarle y obedecerle. JUDAS, Mateo 27:3; cometió un error con Jesús, se arrepintió pero no se convirtio, no fue a pedir perdon a Jesus, por lo tanto no le vino consuelo, ni avivamiento, ni renuevo. FARAÓN, Éxodo 9:33-34; No conocía de Dios, sin embargo arrepentido pidió oración a Moisés, pero al ver que la prueba había cesado volvio a endurecer su corazon, no hubo cambio de conducta, no se convirtió de su terquedad. Perdió la oportunidad en Dios. ESAU, Hebreos 12:17; El ya traía la primogenitura por nacimiento, pero era profano , sin temor de las cosas sagradas, no las valoraba, no amo la bendición; En cambio Jacob amaba la bendición, la buscaba porque no la tenia, y tomo la corona de Esau. Esau lo perdió todo y no hallo ocasión para el arrepentimiento y conversión, solo para las lagrimas tardías. SIMEI, 2 Samuel 1:13; Su nombre significa famoso, traiciono al Rey David maldiciéndolo, amo la maldición y esta le vino en tiempos del reinado de Salomón. Tuvo la oportunidad de cambiar, se arrepintió pero no se convirtió. NOHEMI Y SUS NUERAS, Rut 1:14-15; Al quedar viudas las tres, Nohemi se arrepiente de la mala decision que tomo al salir de la casa del pan, pero a la hora de la conversión, Orfa prefirió quedarse en Moab. Solo Nohemi y Rut se arrepintieron y convirtieron. Nos espera un tiempo de renuevo, pero necesario es ARREPENTIRSE Y CONVERTIRSE, ambas, así es la formula, no es una o la otra, para que sean borrados todos nuestros pecados, transgresiones e iniquidades.
Featured
Los Perrillos Pastor German Ponce Viernes 06 de julio 2018 Reunión Familiar La mujer de Mateo 15:26 había llegado al limite, pues su problema eminentemente espiritual no lo podía solucionar. Ella no pertenecía a la agenda que el Señor traía, pero logró el favor de Dios y salir de esa crisis y de esa atmósfera que había en su casa. Hoy a la luz de la Palabra encontramos la razón por la cual el Señor las llamó perrillos a ella y a su hija y el transfondo espiritual de esta situación. POBREZA MENTAL, Lucas 16:20-21. Lázaro fue salvo aunque vivió en la tierra pobre, mendigo y con la unción que vivían en Egipto (trabajadores pero empobrecidos) porque tenía una pobreza mental, se acomodó a comer de las sobras que caían de la mesa del rico. Los perros al lamerle las llagas llevaban en su lengua la pobreza, las heridas (no puedo, no tengo) pues uno se amarra con los dichos de su boca. La Palabra dice que todo lo puedo en Cristo que me fortalece, esta frase cambia nuestra mentalidad. REINCIDENCIA, 2 Pedro 2:22. Midamos la actitud del perro, el vomito significa sacar lo que no sirve, lo que está de más y este se lo vuelve a comer. Esto nos muestra reincidencia de algo que no nos cae bien. El perro lo que hace es que te vuelvas a la atmósfera donde alguna vez fuiste contaminado. IDENTIDAD PERDIDA, 2 Samuel 9:7-8. Mefiboset era un príncipe pero con identidad de un perro pues tenía un concepto bajo de sí mismo. La Biblia dice que somos real sacerdocio, la luz del mundo, la sal de la tierra. No pierdas la visión de la vida para que no te vengan los problemas. DEGENERACIÓN, Deuteronomio 23:18. Lo que no podamos vencer lo enfrentarán nuestros hijos. Somos una generación apartada para Dios, MALDECIR, 2 Samuel 16:9. Es una actitud del perro maldecir pues cuando maldecimos despertamos a Leviatán. Frenemos nuestra lengua de hablar mal de las cosas, personas o circunstancias. Dios nos da muchas razones para apelar a que la restauración venga a nuestros hogares. No nos acostumbremos a que esa restauración venga hasta el final. Cambiemos nuestra actitud y tomemos la llave que soluciona todos nuestros problemas familiares